Ceguera para los colores

Casi todas las personas que sufren esta alteración pueden ver los colores, pero tienen dificultades para distinguir algunos de ellos; por otra parte, no todas tienen problemas con los mismos colores: la mayoría no pueden distinguir el rojo del verde con una luz tenue, algunas personas no pueden diferenciar el azul del amarillo y un grupo muy pequeño presentan un trastorno denominado «monocromatismo» que solo les permite ver en blanco y negro.

Generalmente, la ceguera para los colores afecta más a los varones que a las mujeres.

¿Cuál es la causa de la ceguera para los colores?

La ceguera para los colores es un trastorno genético causado por una diferencia en el modo en que las células sensibles a la luz de la retina del ojo reaccionan ante ciertos colores. Estas células, llamadas «conos», detectan las longitudes de onda de la luz y son las que permiten a la retina distinguir unos colores de otros. Esta diferente sensibilidad en uno o más conos puede hacer que una persona sufra ceguera para los colores.

Síntomas de la ceguera para los colores

Normalmente son los padres quienes detectan los síntomas de la ceguera para los colores cuando sus hijos son pequeños. En otros casos, los síntomas son tan leves que pueden incluso pasar desapercibidos. Entre los síntomas habituales de la ceguera para los colores destacan:

  • Dificultad para distinguir unos colores de otros
  • Imposibilidad para ver matices o tonos del mismo color

Tratamientos de la ceguera para los colores

No hay ningún tratamiento conocido para esta alteración. Afortunadamente, la visión de la mayoría de las personas con este trastorno es normal en todos los demás aspectos y solo precisan ciertos métodos de adaptación.

¿Preguntas?

Online Beratung - form

Online Beratung - page
Checkboxes
Disclaimer*